Hace dos años tuve la suerte de tomar mi clase prueba de Jump en el Fit 7/8 de Valle Poniente. Estaba buscando algo divertido, que me retara y que, sobre todo, sintiera que rindiera frutos. Me enamoré desde entonces del método, a pesar de que durante mis primeras semanas sufrí un dolor constante en cada músculo de mi cuerpo.

Unos meses después, empezó el Holy Body Challenge (este se hace cada año antes de Semana Santa). Me llamó la atención por los premios que ofrecían, pero parte del reto era que tenía que completar cierto número de clases en poco tiempo (¡había días que tenía que hacer doble clase!).

Sin embargo, me dije: ¿por qué no? Iba a ir a Cancún esa Semana Santa y un poco más de definición muscular no me iba a caer mal. Entré, lo completé y hasta hoy en día, agradezco haber tomado esa decisión. ¿Por qué?

Ahí les van mis TOP 5 razones por las que fué una buena decisión:

1)    Te das cuenta de que tu cuerpo puede más de lo que tú piensas

En ese entonces, yo hacía 3-4 clases a la semana. Dobletear clase no era una opción para mí. Sin embargo, asesorándome y comiendo inteligentemente para tener la energía necesaria, me di cuenta de que mi cuerpo podía más; era solo cosa de mentalizarme y retarme a mi misma. Hoy en día, voy 5 o 6 veces a la semana a Fit 7/8 y dobletear clase es incluso divertido.

Dato curioso: cuando dobleteo, me encanta ir primero a Sculpt para utilizar mis reservas de glucógeno en el ejercicio muscular y luego seguirle con Rush, para quitarme toda la tensión sobre el trampolín.

2)    Los menús son deliciosos

¿Quién dijo que comer sano es comer pura lechuga? Los challenges me han enseñado que hay MIL maneras de comer sano, abundante y de acuerdo con tus gustos. Las recetas que vienen son sencillas de hacer, los ingredientes los puedes encontrar fácilmente y lo mejor, no te quedas con hambre. UFF UFF… todavía recuerdo los hot cakes del 26 Fix Challenge (sí, así como lo escuchas), los rice cakes pre-entreno, los quínoa bowls y muchas otras recetas más, las cuales sigo comiendo hasta el día de hoy.

3)    Aprendes a crear un hábito y lo vuelves parte de tu estilo de vida

Dieta y ejercicio comúnmente se ven como un periodo de tiempo destinado a bajar de peso. Los challenges me han enseñado que no se trata de eso: se trata de formar un estilo de vida saludable. ¿A qué me refiero? A comer sano todos los días y darte tu tiempo de ejercitarte y divertirte. ¡El cuerpo necesita moverse y recibir los nutrientes necesarios e indispensables para funcionar correctamente! Ahora, esto NO significa hacer ejercicio 24/7 ni que nunca más en tu vida puedas volver a comer una hamburguesa. Significa encontrar el balance, darle descanso a tu cuerpo y darte tus gustos de vez en cuando.

4)    Impresionantes Resultados

Ahora, este punto puede o no aplicar, depende de ti. A mí me aplicó porque soy muy perfeccionista y cuando empiezo algo, lo termino. Empezar el challenge y no acabar las clases significaba dejar algo a medias (aparte, ya lo había pagado, mínimo debía rendirle el mayor fruto posible). Junto con la perseverancia de no faltar a clase y el apego al régimen alimenticio, logré ver cambios en mi cuerpo (ahora sí estaba lista para lucir un “Holy Body” en las playas de Cancún)

5)    Te unes más a la comunidad Fit7/8

Creo que este punto fue el más importante para mí. A veces es difícil hacerte parte de una comunidad a la cual acabas de entrar. Sin embargo, en los challenges hay mayor convivencia tanto con las coaches como con las otras Fit 7/8’ers. Por un lado, las coaches te preguntan constantemente cómo te has sentido con las rutinas y el plan alimenticio, te dan tips y, sobre todo, te motivan a continuar. Por el otro lado, resulta fascinante comparar tu experiencia con las demás Fit 7/8’ers, con lo cual te das cuenta de que no estás sola en este camino.

El HolyBody fue mi primer challenge, pero así seguí participando en el Fit2Feast, 21 sweaty days, 26 Fix y muchos otros.

Hagas el que hagas, te aseguro que no te vas a arrepentir. ¡Decídete y haz el cambio! Aprovecha la oportunidad de lucir un cuerpower en semana santa y únete YA al HolyBody Challenge.


RECENT POSTS

 

 

 

 

Comment