Una botella de agua al día no es suficiente para sobrevivir a un verano caluroso, la hidratación debe formar parte de tus prioridades. Por eso queremos compartirte formas de mantenerte hidratada este verano. 

 

Para empezar hay que saber que el agua es la mayor fuente de hidratación para nuestro cuerpo, pero no es la única ni la más completa, también podemos encontrarlo en: 

1. Frutas y verduras: Podemos encontrar esta fuente de hidratación también en multitud de frutas y verduras. Y es que están compuestas en su mayor parte por agua, pero también por fibra y multitud de nutrientes. 

2. Té matcha: Otra forma de beber agua sin darse cuenta es mediante las infusiones frías, como el té. El té matcha, por ejemplo, demás de hidratar, proporciona muchos beneficios, ya que fortalece las defensas, aporta una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes y, además, reduce el colesterol, los triglicéridos y el azúcar en sangre.

 

Hidratarse de forma correcta es fundamental en todo momento, pero sobre todo cuando se desarrolla una actividad física, ya que la sudoración hace que el cuerpo humano pierda más agua. Pero más que para mejorar el rendimiento físico, la hidratación debe tenerse en mente por cuestión de salud. Al quemar calorías, el organismo aumenta la temperatura corporal y para regularla aparece la sudoración, a través de la que se pierde no solo agua sino también minerales. 

 

Hidratación correcta + actividad física + dieta equilibrada = estilo de vida saludable

 

Para un adulto, la cantidad de agua necesaria es de alrededor 2 litros por día, pero esta cantidad puede variar dependiendo de la temperatura (en caso de ser muy alta) y en la práctica de actividad física. Porque al realizar cualquier actividad física, se pierde parte de ésta a través del sudor, por eso, es muy importante beber agua antes, durante y después de la práctica de deporte.

 

Antes: 500 mL. 1-2 horas previas.

Durante: 100-200 mL. cada 15-20 minutos.

Después: alrededor de 1.5 L. por cada kilogramo perdido durante el ejercicio. 

 

No debemos olvidar que las necesidades hídricas pueden variar en cada individuo de acuerdo con diversos factores como: la edad, el sexo, la intensidad y duración de las actividades físicas que realicemos, las altas temperaturas, el tipo de ropa y la tasa de sudor individual de cada persona. 

 

Consejos para una buena hidratación durante cualquier deporte: 

- Siempre llevar una botella de agua, para asegurarte y garantizarte una hidratación sana y natural en todo momento.

- Hidratarse antes, durante y después del ejercicio.

- Tomar el agua entre (10-15°C) para que el cuerpo la asimile más rápidamente.

- Beber agua a pequeños sorbos y regularmente durante el ejercicio, así nos mantenemos hidratados constantemente.

- Mantenerse hidratados es una de las claves para el éxito deportivo, especialmente en eventos de larga duración. 

 

Recuerda que nuestra salud debe ser nuestra prioridad y por eso te invitamos a que te hidrates de la manera adecuada dependiendo con tu estilo de vida, ¡a mantenernos hidratadas! 

 

Fuente 1: http://www.elmundo.es/yodona/fitness/2016/07/19/577a6d96268e3e13048b45b4.html

Fuente 2: http://institutoaguaysalud.es/la-importancia-de-la-hidratacion-en-la-actividad-fisica/

 

 

 

 

 

Comment