Your WorkART Fuel: CARBS! 

Existen dos tipos de carbohidratos: carbohidratos simples y carbohidratos complejos; siendo los primeros aquellos que cuando los comemos se absorben rápidamente, mientras que los complejos pueden pasar casi intactos por nuestro sistema digestivo pues contienen fibra y no somos capaces de deshacerla. 
   
Al consumir carbohidratos estos se van directo a la sangre para ser utilizados como energía, pero si comemos más de lo que vamos a gastar, comienzan a almacenarse en nuestro hígado y nuestro músculo como glucógeno, si eres atleta o haces más de 1 hora de ejercicio diario, esto te beneficia pues tienes reserva de energía para mejorar tu rendimiento, y así conforme vas agotando lo que tienes en sangre, vas utilizando esta reserva muscular. El problema se da cuando la reserva está llena pues no la vaciamos gastando energía en nuestras actividades diarias o haciendo ejercicio y al ya estar llena la reserva de glucógeno nuestro cuerpo no tiene otra opción más que guardarlos en forma de grasa.  

Seguro estás pensando: ¿Es entonces una dieta SIN carbohidratos la única forma de llegar a la grasa como fuente de energía?

Indiscutiblemente NO.  Una dieta sin carbohidratos si va a ocasionar que termines tus reservas de glucógeno en hígado y músculo, pero la grasa no se utiliza tan fácil como fuente de energía. ¿A qué me refiero con esto? Para que tu utilices grasa como energía necesitas enviar a tu cuerpo la señal de que debes gastar energía y esto solo lo logras haciendo ejercicio por un tiempo mayor a 30 minutos. 

Entonces, ¿por qué son importantes los carbohidratos?

Sin energía en tu sangre (lo que pasaría en una dieta sin carbohidratos) no podrías mantener tu cuerpo en movimiento constante para mandar esta señal, y al contrario, mandarías señales de estrés, hambre y cansancio. 
 
Otra cuestión importante es que ante una dieta sin carbohidratos podemos llegar a perder nuestro músculo mientras hacemos ejercicio, pues nuestro cuerpo está desesperado por obtener energía de algún lugar. Quisiéramos que la tomara de la grasa, sin embargo, el estrés en nuestro cuerpo protege a nuestra grasa y no llegamos a ella.  


Finalmente, ¿cuántos carbohidratos debemos comer en el día?  

DEPENDE. La palabra DEPENDE es muy utilizada dentro de la nutrición porque todo debe ser personalizado. Depende de: tus actividades, tu peso, estatura, gustos, tolerancias/intolerancias alimentarias, horarios, etc. 
  
Yo te recomiendo que no utilices todas tus porciones de carbohidratos a la misma hora. Es decir, si tu experto en nutrición te dice que puedes comer 3 porciones de fruta al día, no utilices las 3 en un jugo, y menos si te vas a ir a sentar en la oficina toda la mañana. Come de acuerdo a la energía que vas a gastar. 
   
Te dejo a continuación una lista de los grupos de alimentos que contienen carbohidratos y pequeñas sugerencias de cómo utilizarlos. 

Acude con un experto que analice tu caso de forma individual y te explique detalladamente por qué ha tomado la decisión de darte una cantidad específica de carbohidratos y no olvides pedirle que lo ajuste a tus horarios de ejercicio y actividades diarias para obtener mejores resultados. 
  
LNB. Alejandra Ponce Garza
Máster en Nutrigenómica y Nutrición Personalizada
Directora Nutrigenómica AP
Partner Genovive México

Imagen por: dashu83


RECENT POSTS

 

Comment